16/03/2017 – Se cuentan más de 1,3 millones de denuncias en toda España 15 de marzo de 2017 400.000 mujeres pidieron protección por riesgo de violencia de género en diez años

Un total de 415.116 mujeres víctimas maltratadas por hombres con los que mantenían una relación de pareja han estado monitorizadas por las fuerzas policiales a través del sistema de seguimiento VIOGEN desde que esta herramienta comenzó a funcionar hace una década como parte del despliegue de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, norma que ahora se busca reimpulsar con un pacto de Estado.

En concreto, este sistema nacido en julio de 2007 para aglutinar a las diferentes instituciones públicas e integrar toda la información de interés necesaria sobre las víctimas, ha visto en este tiempo 446.646 casos que afectan a las mencionadas 415.116 víctimas y al cierre de febrero, 52.060 de ellos estaban activos: 19.388 eran de riesgo bajo, 4.156 de riesgo medio, 183 de riesgo alto y diez casos de peligro extremo.

Herramientas como Viogen, que permiten facilitar la lucha contra la violencia de género, sufrieron transformaciones en esta década: cambios en los sistemas de evaluación policial de riesgo para afinar el diagnóstico: incorporación de policías locales y administraciones como Instituciones Penitenciarias para permitir, por ejemplo, que se avise por SMS a las víctimas de cualquier cambio en el régimen carcelario del agresor; y ahora se trabaja en sumar también a los servicios sociales y sanitarios para poder incluir a mujeres que padecen violencia y aún no la han denunciado.

Más de 1,3 millones  de denuncias en toda España

En cuanto a las denuncias, cuando se cumplen 10 años de especialización judicial se cuentan más de 1,3 millones en toda España, es decir, unas 15 cada hora, y la tendencia es al alza, pues el año pasado alcanzaron la cifra más alta de la década, 142.893. Sin embargo, persisten tres realidades en estos casi dos lustros: de media, menos del 1% de las denuncias son presentadas por familiares y amigos de esas mujeres, hay un 12% de ellas que habiendo dado el paso, optan después por no declarar contra el agresor y aún hay “mucha impunidad”.