23/08/2018 – La hija de la víctima de violencia de género de Cabana pide “pena máxima” y recuerda a su madre: “Hasta matarte lo tuvieron que hacer por la espalda”

En una carta, reclama que la muerte de su madre sirva para que las mujeres víctimas “entiendan que hay que actuar ya” y le manda un mensaje a su madre que puede servir de ejemplo para todas las mujeres en su situación: “Tu gran defecto fue fiarte de quien no debías y tú lo sabías”.

La hija de la mujer asesinada presuntamente por su marido en Cabana de Bergantiños (A Coruña) ha publicado este miércoles una carta en las redes sociales en la que, dirigiéndose a su madre, pide la “pena máxima” por el crimen y recuerda su fortaleza: “Fuerte eras, eso nadie lo puede negar, que hasta para matarte lo tuvieron que hacer por la espalda”.

“Me imagino que con la firmeza de tus ojos, el pulso le temblaría demasiado como para empuñar un arma”, escribe la joven, que pide “pena máxima” tras el crimen, porque “nadie, si ni siquiera un padre, tiene el derecho de quitarme lo que más quería en el mundo, lo que más necesitaba”.

Así, la hija de la mujer asesinada recuerda que en ella veía “a una madre y a una gran amiga”, a su “confidente”, y le agradece haber sido su “claro ejemplo a seguir”.

“Pero tu gran defecto fue fiarte de quien no debías y tú lo sabías. Te vi caerte y levantarte en situaciones en las que otros no podían”, señala, tras lo que añade que el pasado domingo, tras recibir tres disparos perpetrados supuestamente por su marido, “fue la única vez que no te vi levantarte”.

“Qué ironía, las veces que te gritaba por lo mucho que fumabas, y al final el cáncer lo tenías en la cama y no en los pulmones”, continúa la misiva.

Un ejemplo contra la violencia de género

En su carta, la hija de la víctima le pide simbólicamente que se convierta en “un ejemplo también para toda España, para todo el mundo, para todas las mujeres”.

“Porque me niego a que todo esto pase en vano, necesito que no seas una más, si no que seas ELLA, la que conciencie, la que quite vendas, la que motive, la que haga entender que hay que actuar YA, porque lo que hoy es una amenaza sin credibilidad, mañana es una noticia tras una pantalla”, indica la joven, que pide “tolerancia cero” y dice a las mujeres víctimas: “¡Despierta, muévete!”.

“Belén, tu fuiste víctima de tu propio marido y ahora te toca decirles a todas las que lo necesiten que tienen que actuar por y para ellas, y no solo hacer lo que todo el mundo espera que hagan”, añade la hija de la asesinada, que recuerda que “no hay una ley que prohíba buscar tu propia felicidad”.

“Tú sabías donde estaba la tuya, pero esperaste demasiado a ir a buscarla”, destaca, para finalizar la carta agradeciendo su papel de madre.