29/11/2017 – España se sitúa a la cola de la Unión Europa en denuncias por violación

España se sitúa a la cola de Europa en denuncias por violación. Según Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, la tasa es de 2,65 por cada cien mil habitantes frente a la de Suecia, que es de casi 57. El mayor número de denuncias se da en países donde hay menos tolerancia a la violencia sexual y mayores niveles de igualdad de género.

Concretamente nuestro país ocupa el octavo puesto por la cola en denuncias por violación por cada cien mil habitantes, justo por encima de Montenegro (0,80%), Serbia (0,86%), Grecia (1,12), Eslovaquia (1,60), Bulgaria (1,65), Eslovenia (2,04) y Chipre (2,36).

Según Eurostat, en 2015 en los Veintiocho se registraron 215.000 agresiones sexuales, de las que una tercera parte, 80.000 fueron violaciones, un delito con la incidencia más elevada en Suecia (178 por cada 100.000 habitantes), por delante de Escocia, con 163; Irlanda del Norte, con 156; Inglaterra y Gales, con 113, y Bélgica, con 91.

Dentro de la UE, el Reino Unido parece ser el país donde se registraron más casos de violencia machista, 64.500 en Inglaterra y Gales en 2015 (55 % de ellos, violaciones), por delante de Alemania, con 34.000; Francia, con 32.900 y Suecia, con 17.000.

Eurostat advierte de que estas cifras representan el número de denuncias presentadas en los distintos países de la UE en relación a los crímenes de violencia sexual y de los que disponen las policías de cada país, pero no necesariamente reflejan el número real de abusos, que probablemente sea mucho mayor. 

En la Unión Europea, su Agencia para los Derechos Fundamentales determinó en 2014 que 62 millones de mujeres europeas experimentaron en alguna ocasión violencia física y sexual, un tercio de la población femenina, y una de cada cinco (22 %) es víctima de este tipo de delitos por parte de su pareja.

Violencia de género en Europa

En España la violencia machista ha acabado con la vida de 917 mujeres en los últimos catorce años, unas 45 tan sólo en lo que va de 2017, según cifras oficiales del ministerio de Igualdad. Según las mismas fuentes, ocho menores han sido asesinados durante este año por sus padres o parejas de sus madres.

En Bélgica, una de cada cuatro mujeres ha sufrido violencia sexual o física por parte de sus parejas al menos una vez, un 6 % ha vivido esta experiencia en el último año, y un 8,9 % de mujeres experimentaron un contacto sexual forzado antes de cumplir los 18.

Asimismo, una de cada cuatro mujeres holandesas fue víctima de violencia física o sexual por parte de sus parejas en algún momento de su vida, y 56.000 personas lo denunciaron en los últimos dice meses, aunque el Gobierno estima que la cifra real de víctimas de la violencia doméstica es de medio millón al año.

En Alemania, 149 mujeres fueron asesinadas el año pasado por su pareja o expareja, y la violencia va en aumento con 108.956 mujeres víctimas de asesinatos, homicidios, lesiones, violaciones, abusos sexuales, amenazas o acoso en 2016.

Francia constató que el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas ha disminuido en los últimos años, al pasar de 148 en 2012 a 109 en 2016, y aún así el presidente, Emmanuel Macron, tiene previsto presentar mañana un paquete de medidas para prevenir la violencia machista y prestar apoyo a las víctimas.
En Suecia, la cifra de mujeres que sufrieron abusos ascendió en 2016 al 4,1 %, el doble que el año anterior, aunque el aumento se atribuye también a una menor tolerancia de esos delitos, que favorece las denuncias.