FEMUR celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género

FEMUR celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género

25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género

Manifiesto

 

Hoy quiero hacer una mención especial a todas las mujeres incansables luchadoras, que sin saber porque no saben evitarlo, sufren cada día vejaciones, insultos y maltratos de aquellos que dicen quererlas.

La situación en el medio rural es preocupante, si cabe, debido a la dependencia de la mujer hacia el hombre motivada por la falta de oportunidades laborales y por la estacionalidad del empleo femenino.

La violencia de género no puede considerarse un problema exclusivo de las mujeres, todas las administraciones públicas y privadas, y toda la sociedad en general, deben participar en la erradicación de esta lacra social. No es un delito invisible, es un rechazo social y colectivo.

La violencia de género afecta a la mujer, a los hijos, que son los que no se nombran. Por lo que están solos e indefensos y ven directamente muchas veces el crimen o el maltrato directo. Ni la mujer ni el maltratador se dan cuenta que los hijos se enteran del problema que existe en el ámbito familiar, y empiezan a sufrir desde el primer momento. Deberíamos decirles a los hijos que pidan ayuda? Hay que saber que la falta de denuncia, mantiene que la violencia permanezca en la familia y que no se valore la situación que existe para poder tomar medidas eficaces para la protección de la mujer y de los hijos e hijas. En el momento en que se quebrante o se rompa la convivencia y se repitan los malos tratos, se tiene que saber como se arregla el problema de los hijos e hijas y debe ejercerse la patria potestad, la convivencia con los hijos y los repartos del tiempo.

Sería importante, que hubiera la supresión de la patria potestad por ley a los maltratadores que hayan sido condenados por atentar contra la vida del otro progenitor.

Sabemos que hay muchos abuelos y familiares, que se hacen cargo de sus nietos porque han perdido a su madre. Que su padre la asesinó y les privo de ella.

No tiene sentido que los abuelos, cuiden durante años a sus nietos mientras su padre cumple condena, por el asesinato de su hija, y vivan con el miedo pensando que el padre salga de la cárcel y pueda pedir o reclamar a los hijos, consiguiendo la patria potestad o custodia.

dscf5144

Otro de los casos que se debería corregir es el régimen de visitas que pueden limitarse o a veces suspenderse cuando existan causas graves que supongan un perjuicio para el menor o cuando esté en riesgo en la familia que haya  violencia.

Hay que pensar que la situación del maltrato se produce a través del régimen de visitas, los hijos son víctimas y hay que darles la protección necesaria, aunque en el fondo sigue primando el derecho del padre maltratador sobre el derecho de los hijos, a crecer sin violencia.

La mejor forma de proteger a las hijas e hijos de la violencia es alejarlos de la persona que la produce y así podrán desarrollarse como personas normales ayudándoles a que sepan respetar, a ser responsables y a ser libres.

En la educación de los menores, tienen que invertir todos los gobiernos, para poder erradicar la violencia.

La falta de denuncia trae como consecuencia que la violencia en la familia permanezca oculta y que no se actúe por no valorarse la situación familiar a la hora de tomar una decisión en el momento adecuado.

Queremos modelos de convivencia basados en la educación, en el respeto, en la bondad y sobre todo en igualdad. Por ello pedimos a los gobiernos y a la sociedad, que tenemos que:

  • Hay que dar ayuda y apoyo a las mujeres víctimas de violencia y a sus hijos e hijas.
  • Participar socialmente para erradicar las mentalidades machistas que son las que discriminan a las mujeres y se imponen a los menores.
  • Promover una educación igualitaria con valores de respeto, y responsabilidad para todas las personas.
  • Analizar los discursos insultantes y violentos difundidos por los medios de comunicación.
  • Considerar que todas las personas – Mujeres y Hombres – somos iguales en derechos y oportunidades para poder vivir.
  • Se deberá abordar la supresión de la patria potestad por ley a los maltratadores que hayan sido condenados.
  • Se podrá suspender el régimen de visitas cuando existan causas graves o haya una situación de riesgo como la violencia.

 

 

Juana Borrego Izquierdo

Presidenta Nacional de FEMUR

Noviembre 2016