Investigación Mujer Rural: Salud y Empoderamiento

Investigación Mujer Rural: Salud y Empoderamiento

Estamos en el mes de agosto y seguimos trabajando en la Federación Española de la Mujer Rural (FEMUR), en Hontalbilla, pionera y máximo referente de la defensa y promoción de la mujer rural española, en un ambicioso e innovador proyecto que, contando con el respaldo y financiación del anteriormente llamado Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tiene por objetivo analizar la situación psicosocial de este nicho poblacional, al mismo tiempo que ofrecer el asesoramiento y apoyo a partir de la intervención de distintos especialistas de diversos ámbitos socio-sanitarios. De este modo, FEMUR amplía su ya dilatado espectro de intervención que, como ONG de acción social, sin ánimo de lucro y totalmente independiente, viene materializando en campos como lucha por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, la equidad laboral, social y económica, junto al reconocimiento del trabajo de las mujeres rurales.

Pues bien, en este innovador proyecto que se está desarrollando, y que enfatiza en el análisis de diversos indicadores de salud, calidad de vida y bienestar que podrían afectar, directa y específicamente, a las mujeres que viven día a día en nuestros pueblos, ya se han obtenido los primeros frutos. Así, por una parte, a través de un grupo de profesionales e investigadores, liderados por el Dr. Carlos Valiente Barroso, neurocientífico y profesor universitario –y siendo todo supervisado por Dª Juana Borrego, presidenta y fundadora de FEMUR- se está logrando obtener una visión exhaustiva e interdisciplinar que abarca campos como la neuropsicología, la salud, la biología, la farmacia, la fisioterapia o la dietética y nutrición, entre otras.

De modo más concreto, se ha descubierto la relación entre distintos parámetros psicológicos, relativos al funcionamiento cognitivo, emocional y conductual, y, por otra parte, resultados de tipo biofisiológico, derivados de exploraciones centradas en indicadores de glucemia, colesterol, estrés, metabolismo basal, etc., operativizados mediante los correspondientes kits farmacológicos, sensores biológicos y registros electromiográficos.

Los resultados recolectados a través de las citadas evaluaciones, están surtiendo efecto como consejo clínico especializado, sustanciado en la entrega de resultados personalizados para las participantes que explícitamente lo solicitaron. Pero, además, también constituyen hallazgos a compartir por la Comunidad Científica. De este modo, serán presentados en un simposio exclusivo dentro del XI Congreso Internacional de Psicología Clínica, para, ulteriormente, aparecer plasmados en distintas revistas especializadas. Por otra parte, también han motivado la producción de varios trabajos académicos, mediante la elaboración de Trabajos Fin de Máster Universitarios, englobados dentro de los ámbitos de la psicología clínica y la psicopedagogía.

A su vez, de modo simultáneo y coordinado con estas evaluaciones clínicas, las distintas jornadas que se han materializado para tal fin, que se llevaron a cabo en las comunidades autónomas de Extremadura, Andalucía y Castilla y León, contaron con la participación de varios ponentes, destacando aquellas comunicaciones diseñadas a modo de orientaciones prácticas de salud, como las intervenciones de mujeres que, por su trayectoria de vida, podrían constituir modelos de referencia para el auditorio.

Finalmente, cabe destacar la elaboración de un completo libro que, llevando por título “Mujer, Cerebro y Salud”, va a ser publicado en las próximas semanas. Habiendo contado con un importante elenco de académicos especializados en temas que atañen a la calidad de vida de la mujer –docentes de 12 universidades-, recoge capítulos que aluden a temáticas como el funcionamiento cerebral, la dinámica afectiva y sexual, las alteraciones emocionales –depresión y ansiedad, la fibromialgia, la dismenorrea, la menopausia, la inteligencia emocional, el apego y la maternidad, así como, entre otras, el impacto de los elementos ambientales y su aprovechamiento como factores protectores.

En años posteriores, se espera ampliar este espectro geográfico de actuación, con el fin de llegar al mayor número posible de mujeres que, incardinadas en el ámbito rural, cuentan con un más acusado grado de vulnerabilidad junto a una dificultad añadida de acceso a recursos sanitarios, lo cual implica una menor igualdad de oportunidades.

Femur, agosto 2018