Vuestras historias… La hostelería rural y el Covid-19

Vuestras historias… La hostelería rural y el Covid-19

Vuestras historias…

«En el mundo rural las aglomeraciones no existen y los bares somos muchas veces la única compañía de nuestros vecinos»

Beatriz Lázaro es una joven mujer rural que después de irse a la ciudad a experimentar y estudiar, decidió regresar a su pueblo Torrecilla del Pinar (Segovia) para hacerse cargo de un restaurante: Beas Bar, Restaurante Relisto. De eso hace ya 15 años.
Ahora con el Covid-19, su situación es muy vulnerable por el cierre de la hostelería, y es que según nos cuenta la situación del mundo rural no es comparable a la de las grandes ciudades.

¿Cómo y cuándo decidiste poner en marcha tu restaurante? 
Después de dar muchas vueltas estudiando y probando varios caminos decidí que lo que a mí me gustaba era seguir con el negocio familiar que era la hostelería, así que con 25 años decidí volver al pueblo, emprender y apostar por este mundo. De esto ya hace 15 años y fue la decisión más acertada que he tomado.
femur mujer rural covid19
El mundo rural y la restauración, ¿son buenos aliados para llevar una vida digna y poder conciliar con tu vida familiar?
Bueno la hostelería y la vida familiar es difícil de conciliar en cualquier sitio aunque hay que reconocer que en el mundo rural todo es más fácil, aquí todo está más cerca y todos nos conocemos así que mis hijos y mi vida familiar son parte de mi negocio.
¿Cómo estás viviendo desde el mundo rural el cierre a negocios como el tuyo? 
El cierre de negocios como el mío lo llevó mal, porque creo que estos cierres no se adecuan a las características de estas poblaciones, en zonas rurales donde no tenemos un índice de casos alto no se nos está teniendo en cuenta. Aquí no deberíamos tener las mismas normas que el resto. Aquí las aglomeraciones no existen y el bar es la única vía de escape para que nuestros vecinos, muchos de ellos pasan los días solos. Somos su única compañía.
¿Qué significa para ti esta situación? 
Está situación ya se está haciendo bola, a nivel laboral no levantamos cabeza  considero que la hostelería lo hemos hecho muy bien, hemos tomado todas las medidas y hemos sido muy responsable. La hostelería está pagando los platos rotos de otros, nosotros solo queremos trabajar.femur covid19
A nivel personal se hace difícil aunque aquí en el pueblo estamos muy tranquilos, no podemos evitar acordarnos de nuestra gente. Nuestros clientes que vamos a estar mucho tiempo sin poder recibir en nuestra casa y ya se hecha de menos la tan deseada normalidad.
De nuevo muchas gracias y recordar que la hostelería en estos tiempos sería parte de la solución ya que nosotros aquí tomamos las medidas necesarias para que todo salga bien.