Llevamos más de 30 años trabajando por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Luchamos para que se reconozca el trabajo de la mujer rural. Un reconocimiento que les ayudará a superar todas las dificultades que tienen en el mundo rural.

Esta igualdad la llevamos a cabo a través de su desarrollo personal y profesional, facilitando su incorporación al mundo laboral, social, político y económico. Un escenario que les permite alcanzar un bienestar social, seguridad, libertad, integridad y dignidad inherentes a todos los seres humanos.