FEMUR participará en el Año Jubilar Henarense

FEMUR participará en el Año Jubilar Henarense

La Federación de Mujeres Rurales, FEMUR, organización pionera y referente en la defensa y promoción de las mujeres rurales, a través de su Presidenta Nacional, Juana Borrego, y junto con la portavoz del grupo municipal de Partido Popular del Ayuntamiento de Segovia, Nuria Fernández, se han reunido con miembros de la comisión organizadora del Año Santo Henarense para ver cómo la entidad de mujeres rurales como FEMUR puede ser partícipe en alguna de las actividades religiosas, culturales y lúdicas previstas desde el próximo 8 de agosto y hasta septiembre de 2022 con motivo de Año Jubilar.

Desde siempre FEMUR se ha caracterizado por ser una Federación abierta, plural, multicultural y con espacio para actividades y encuentros que aportan visibilidad a sus mujeres rurales. “Se presenta como una iniciativa única y extraordinaria para incentivar y dinamizar nuestros pueblos y los negocios de las mujeres emprendedoras de la comarca”, asegura la Presidenta Nacional de FEMUR, Juana Borrego.

«Además, queremos que uno de nuestros eventos del 30 Aniversario tenga lugar en este enclave, pues celebrar el Año Jubilar Henarense y poder participar en él, es un auténtico placer. Nos queremos acercar más a la comarca y estamos convencidas de que todas las mujeres rurales que componen FEMUR arroparán al Año Santo Henarense» comenta Juana Borrego, quién asegura que con motivo del 30 Aniversario de FEMUR.

 

A lo largo de dicho año, se espera la afluencia de multitud de fieles no sólo de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, sino de toda la Comunidad de Castilla y León, así como de otros lugares más allá de los límites de nuestra región, dado que la Virgen del Henar presenta una devoción secular que se extiende a territorios muy extensos y lejanos. Se espera de este Año Santo que sea un año de gracia y renovación interior para cuantos fieles acudan al Santuario, así como para la Diócesis segoviana,

La celebración de este jubileo es una ocasión de renovación interior, además de revertir de forma positiva en la zona, generando espacios de encuentro, inversión y riqueza. Igualmente, puede servir de incentivo para una Castilla vaciada que encuentre en su camino hacia Cuéllar y El Henar una vía de reclamo para fomentar sus diferentes localidades.