Formacion Noticias

FEMUR pone solución a la soledad

FEMUR pone en marcha el proyecto innovador, «Amigos de la Soledad» con el que se pretende fortalecer una parte importante y vital en la mejora continua de la calidad de vida en el medio rural en particular, como es el voluntariado, para poner solución a la soledad. Nuestra entidad, FEMUR, forma parte del Tercer Sector y cuenta con una dilatada experiencia en la gestión de programas de interés social como es el voluntariado. Por ello, hoy en nuestras instalaciones ha arrancado el primer curso con 15 alumnas que recibirán formación innovadora de voluntariado para adherirse así a «Amigos de la Soledad». 

En este proyecto nos vamos a centrar en la soledad social, en la cual predomina estar sola la persona y la sensación de ser excluido de la sociedad. Promoviendo la integración social para facilitar su vida cotidiana. «Son personas vulnerables las que sufren este tipo de soledad, y necesitan alguien a quien recurrir, alguien que le dé consejo y apoyo, produciendo una respuesta inmediata de gratificación y placer al ser escuchado» comenta nuestra Presidenta Nacional, Juana Borrego.

En este contexto de una soledad impuesta y diseminada por toda nuestra sociedad vemos la necesidad de crear una nueva solución adaptada a cada entorno y sus circunstancias, ahí nace «Amigos de la Soledad». La soledad no es exclusiva de las personas mayores, de los mayores de 65 años que se jubilan y comienza una vida en solitario, de las personas que se quedan viudas, o de los padres/madres que viven la emancipación de los hijos; pues la soledad es una experiencia individual y subjetiva que puede ocurrir en cualquier etapa de la vida. La soledad ya no distingue entre jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, ciudad y medio rural…ya no hay un perfil definido de quien está bajo esta situación, agravada en la actualidad por la crisis sanitaria del COVID-19.

«Todos necesitamos tener relaciones, interaccionar con otras personas. La falta de estas a nuestro alrededor suele generar problemas de salud y estrés psicológico, a esta circunstancia es a la que denominamos SOLEDAD» matiza nuestra Presidenta Nacional, Juana Borrego, quién explica que «cada vez son más las personas afectadas por un compañero de viaje no deseado: La Soledad Impuesta. Esta forma de vida, en la mayoría de las ocasiones suele ir acompañada del aislamiento, problemas de salud y desarraigo».

También podemos diferenciar en cómo viven esta soledad no deseada los hombres y las mujeres, según la forma de relacionarse con los demás. Las mujeres suelen contar con redes sociales más
diversas con familiares, amigos y vecinos, sin embargo los hombres tienden a centrarse en su relación de pareja (si la tuviese). Y es que desde FEMUR observamos que para el completo desarrollo de las personas mayores, hace falta satisfacer todas sus necesidades como la autonomía personal, convivencia, calidad de vida, el bienestar y la participación activa en la vida familiar y comunitaria.

Programa innovador con prácticas

Durante semanas FEMUR ha seleccionado a 135 voluntarias para recibir la formación y ser Amigos Voluntarios contra la soledad. El programa contempla impartir nueve cursos, 1 por cada provincia, con una asistencia de 15 personas/curso y tendrá una duración de 1 hora, pudiendo realizarse de forma presencial u online a petición de los destinatarios, recibiendo formación específica de Voluntariado para la Soledad.

A partir de aquí cada voluntaria deberá comenzar su trabajo, con una previsión de que cada voluntaria acompañe y ayude a una persona del su entorno rural más cercano que está sufriendo la soledad, durante al menos 2 horas a la semana, creando un voluntariado de proximidad. Y comunicarse con FEMUR para informar sobre sus actividades y trabajos realizados en su ámbito de actuación.

Si quieres tener más información de este programa, puedes ponerte en contacto con nosotras en administración@femur.es y en el teléfono  921 12 30 10

Puede que también te guste...